Diferencias entre la realidad aumentada y la realidad virtual

Antes de conocer las principales diferencias de la realidad aumentada y la realidad virtual, debemos conocer los conceptos básicos de cada tipo de realidad. Cada una ofrece una serie de características distintas y por ello pueden ser utilizadas con diferentes fines.

 Para empezar, la realidad virtual es un mundo generado por ordenador o sistemas informáticos en el que el usuario tiene la sensación de estar en el interior de éste. Dependiendo del nivel de inmersión que permita este tipo de realidad virtual, el usuario también podrá interactuar con este mundo y los objetos que se puedan encontrar en éste.

Por otro lado, la realidad aumentada es una tecnología que mezcla la realidad añadiéndole características u objetos virtuales. Es decir, con la realidad aumentada el usuario ve la realidad pero con algunos factores que se hayan modificado.

Principales diferencias

Una de las diferencias que debemos tener más claras entre estos dos tipos de realidad es que la realidad virtual hace que el usuario contemple una realidad totalmente diferente a la real, mientras que la realidad aumentada aprovecha el entorno más cercano al usuario para ofrecerle información digital sobre el mundo real.

A nivel de dispositivo, nos encontramos con que la realidad virtual requiere un dispositivo que aísle visualmente al usuario del mundo real, por otro lado, la realidad aumentada solo necesita un dispositivo llevado por el usuario como un teléfono móvil o una pantalla interactiva.

Actualmente la realidad virtual es más compleja que la aumentada, pero esta tendencia se invertirá, ya que la realidad virtual está limitada por el dispositivo que requiere para la inmersión del usuario.

Finalmente, el negocio de la realidad virtual se basa en la venda del dispositivo, mientras que en la realidad aumentada, se quiere vender la interacción como tal.