La biomasa cada vez cobra más fuerza

Bienvenidos un día más a nuestro blog, en el nuevo artículo de hoy os queremos hablar de la biomasa, que para quienes no conozcáis de qué se trata, es un tipo de energía renovable que cada día está cogiendo más fuerza, ya que es una fuente de energía muy competitiva y renovable que contribuye con un estilo de vida más saludable.

La energía de la biomasa, se obtiene a partir de materia orgánica, como por ejemplo los huesos de oliva, las astillas de la madera, las cascaras de la almendra, los pallets y mucho más.

Esta gran tendencia de utilizar la biomasa, viene creada por el gran encarecimiento que se ha producido en los últimos años del petróleo, junto con el aumento de la producción agrícola, los cuales son factores claves que favorecen la utilización de la biomasa como fuente principal de energía.

La biomasa, tiene una gran cantidad de beneficios, tanto medioambientales, como sociales. Empezaremos hablar de los sociales, ya que contribuyen al desarrollo rural y a que se reduzcan las desigualdades que hay entre las regiones, también ayuda al desarrollo sostenible.

En segundo lugar, vamos a hablar de los beneficios medioambientales que son una gran lista. Gracias a la biomasa, se convierte un residuo que no servía para nada en algún tipo de recurso, la energía que produce la biomasa no contribuye al cambio climático, ya que las emisiones de CO2 son neutras, se eliminan factores contaminantes de las aguas subterráneas y el subsuelo, como por ejemplo residuos, purines, deshechos y aguas residuales.

También hay que tener en cuenta que la biomasa no contribuye a la lluvia ácida, se minimiza el riego de incendios, se reducen las plagas de insectos, se realiza un mayor aprovechamiento de las tierras y se evita la erosión y la degradación del suelo.