Los hijos de padres separados tienen más posibilidades de sufrir enfermedades

Según un estudio, la separación de los padres afecta directamente a la salud de sus hijos durante toda su vida.

¿Por qué ocurre?

Bienvenidos un día más al blog de Tendencias de hoy, en el artículo de hoy tratamos sobre un tema científico relacionado con la salud de un sector de la población, los niños de padres separados.

No cabe duda de que la gran mayoría de niños, sufre consecuencias cuando sus padres deciden separarse. Algunas son obvias ya que tienen relación con el ánimo o la actitud del niño, o directamente con su educación. Pues bien, según un reciente estudio se ha observado que, además, las consecuencias pueden ser directamente relacionadas con la salud, e incluso prolongarse hasta la edad adulta.

Este estudio fue realizado y publicado por PNAS, la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos. En el que contaron con la colaboración de 201 adultos sanos sometidos a cuarentena,  expuestos a un virus de un resfriado común y estando en observación durante cinco días.

Tras este estudio se descubrió que la vulnerabilidad de las personas con padres separados es mayor si ha perdido el contacto con alguno de sus progenitores durante un período prolongado de la niñez, pudiendo hasta triplicar el riesgo de enfermar.

 

Un riesgo relacionado directamente con la inflamación

 

Con anterioridad, ya se habían realizado estudios transversales de familias con parejas unidas y divorciadas, que confirmaban que este factor estaba relacionado con la predisposición a sufrir enfermedades tras los que además se descubrió que los hijos de padres separados tienen el doble de predisposición a sufrir especialmente ante problemas gastrointestinales, dermatológicos, neurológicos y genitourinarios.

Pero tras el nuevo estudio, se ha averiguado que este riesgo está directamente relacionado con la inflamación.

Los niños que han sufrido la separación de sus padres y la consecuente pérdida de contacto con alguno de ellos, sufren una inflamación más intensa tras las infecciones víricas.

Esto es debido a que cuando un niño sufre experiencias estresantes, éstas afectan a los procesos inflamatorios y a la fisiología. Aumentando así, el riesgo de sufrir problemas de salud y de desarrollar enfermedades crónicas.

Por lo general, el sistema inmunitario suele ser un indicador de que algo no va o no ha ido bien y gracias a ello queda totalmente confirmado que el estrés familiar puede afectar a la salud de los niños, pero también aumenta su vulnerabilidad ante enfermedades hasta 40 años después.

 

Sin duda cada divorcio es un mundo y lo que realmente llega a afectar a la salud de los más pequeños son los conflictos graves y una mala gestión del mismo por parte de los padres. Por lo que una buena relación y constante comunicación pueden amortiguar los efectos nocivos que este tipo de situación evoca a los más pequeños de la casa.

Fuente: https://www.tendencias21.net/La-separacion-de-los-padres-afecta-a-la-salud-de-los-hijos-cuando-son-adultos_a43994.html

tendenciasdehoy.es es un blog de noticias de sociedad, moda, gran consumo y distribución, emprendedores, recursos humanos, empresa, tecnología.

Tendenciasdehoy

tendenciasdehoy.es es un blog de noticias de sociedad, moda, gran consumo y distribución, emprendedores, recursos humanos, empresa, tecnología.